top of page
Buscar
  • Foto del escritorDavid Balaguer

Hielo en las alas

Dicen, que los viejos rockeros nunca mueren. Bon Jovi actuó en España en Junio de 2013.

Su Tour no tenía previsto hacer escala en este país: Los organizadores veían imposible la viabilidad del concierto dada la situación económica que atravesamos.

El grupo preguntó cómo que esta vez no paraban en España y se les explicó las circunstancias que acontecían. La formación musical tenía claro que no quería que su tour, Because We Can,  se saltase nuestro país, por lo que decidieron actuar gratis y así poder ofrecer las entradas con el llamado ‘Precio Amigo’.

Jon, el vocalista, se solidarizó desde el primer momento con la situación económica que está atravesando España:  “Creemos en España. Creemos en nuestros seguidores españoles y en la relación que tenemos con ellos desde hace 30 años. El concepto de ‘Precio Amigo’ se basa en una idea muy sencilla: queremos tocar para la gente a la que le dedicamos estas canciones”.


No se si llevamos un vuelo demasiado largo. No se si llevamos demasiado tiempo volando. Lo que si sé, es que creo que tenemos hielo en las alas.

El hielo es uno de los principales enemigos de los aviones. Su formación tiene un efecto devastador sobre las cualidades de vuelo, al modificar el perfil aerodinámico de las alas y dificultar el flujo laminar del aire sobre ellas.

De hecho, se calcula que una acumulación de hielo sobre las alas equivalente tan solo a la rugosidad de un papel de lija de grosor medio, puede provocar la disminución en un 30% de la sustentación generada y el aumento en un 40% de la resistencia parásita, con el consiguiente aumento de la velocidad de pérdida y disminución de la efectividad de las superficies de mando.

En vuelo, el hielo se forma en presencia de humedad y bajas temperaturas, por el impacto de las gotas de agua en suspensión en estado líquido a temperaturas muy por debajo de cero, llamada agua superenfriada, que al chocar contra el avión se solidifica sobre su superficie.

Afortunadamente, casi todos los aviones disponen de sistemas de protección, clasificados como antihielo (que previenen su formación) o de deshielo (que lo eliminan una vez formado).

El vuelo está siendo demasiado largo. Creo que necesitamos aterrizar. Un poco. Aunque sea sólo por aquello que llaman “escala técnica”. Y poder decir un ALELUYA! Esa interjección en demostración de júbilo.



Y poder decir un ALELUYA! Esa interjección que demuestra júbilo. Aunque…

“Hay un Aleluya santo. Y un aleluya roto. Hay un resplandor de luz en cada palabra. No importa si el aleluya que has oído es el santo o el roto. Hice lo que pude, aunque no fue mucho. No podía sentir, así que traté de tocar. Ahora que no puedo tocar, sólo me queda sentir. Y a pesar de que todo salió mal voy a estar aquí, sin pelos en la lengua… Pero diciendo aleluya. No importa si el santo o el roto, pero aleluya.”

Dicen, que los viejos rockeros nunca mueren. No es cierto. Los viejos rockeros viven siempre. Que no es lo mismo aunque lo parezca.

Y eso los hace especiales. Aleluya!

Te abrazo.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page