top of page
Buscar
  • Foto del escritorDavid Balaguer

Homenaje a un payaso.

Seguramente no voy a poder ver más ninguna de sus películas con los mismos ojos. Con esos ojos con los que acostumbraba a ver todas sus obras. Otro payaso que muere de tristeza. Otro más aunque este se me antojaba diferente. Quizá más fuerte. Torpe de mí.

Un día de agosto. Canícula. En concreto 12 de Agosto de un verano raro. Demasiado raro. Y amanezco con la noticia de que Robin Williams ha sido encontrado a sus 63 años, fallecido, en su apartamento. Ya en las noticias de las siete de la mañana apuntan a que, posiblemente, ha sido debido a un suicidio.

Habrá que ponerlo en cuarentena eso del suicidio, pienso en ese momento: La celeridad con la que los medios intentan competir con las nuevas tecnologías hacen cometer muchos errores y de mucho bulto.

En el transcurso de las horas parece que se confirma que sus adicciones le han llevado a un túnel tan oscuro que solo veía como solución el suicidio. Esa maldita depresión. Esos fármacos imposibles. Esa soledad que viene sobrevenida a esa enfermedad y a esos fármacos.

Llevo todo el día (y lo que colgará) leyendo frases que se atribuyen a él. Y, de hecho, son de sus personajes. Al menos la mayoría de ellas ya que, entre su capacidad de improvisación y sus colaboraciones en guiones de algunas de sus películas, alguna, incluso, podría ser hasta suya.

Robin Williams improvisó una parte del diálogo con Dammon en El indomable Will Hunting. Se trata de la escena en la que habla de su esposa y sus pedos en la cama. Es por eso que Damon se reía con tantas ganas. Dicen que así era Robin Williams.

Improvisó la mayor parte de su diálogo en Aladdin. La película llegó a recaudar más de 200 millones de dólares a nivel nacional. “Disney más tarde le envió una pintura de Picasso como una forma de darle las gracias por su trabajo”, por el que “solo” ganó 75.000 dólares por dar voz al Genio.


patch adams

Lo que sí es cierto es que durante el rodaje de “La Lista de Schindler”, Steven Spielberg solía recibir llamadas de Robin Williams en las que le contaba chistes para animarle. La historia que contaba esa película se hacia tan dura que Spielberg activaba el altavoz del teléfono para animar al reparto. Dicen que así era Robin Williams.

También era un buen amigo de Christopher Reeve (Superman). Estudiaron arte dramático juntos y compartieron habitación durante esos años de estudio.


Williams-Reeve

Después de la lesión medular de Christopher Reeve, que lo dejó tetrapléjico en 1995, Robin irrumpió en su habitación de la UCI disfrazado de médico y afirmando que era un proctólogo y que le iba a realizar un examen rectal. Reeve dijo que fue la primera vez que se rió desde el accidente. Williams se comprometió a pagar los costes del hospital que el seguro no cubría. Finalmente Williams también se involucró profundamente con la fundación de Reeve, La Fundación Christopher Reeve Paralysis (CRPF).


williams reeve

Siempre estuvo al lado de Christopher en toda su increíble lucha con tetraplejia.

“Antes de que me pasara todo esto, siempre pensé que Robin Williams era un actor increíble, pero ahora se ha convertido en mucho más que eso, es mis ojos. Es un ser humano maravilloso y un verdadero amigo”.  Christopher Reeve

Dicen que así era Robin Williams.

Le he oído decir muchas cosas en sus películas a través de sus personajes. Cosas que me han ayudado. Cosas que creo que han ayudado a mucha gente.


robin-williams-butterfly

Me duele que esas cosas no fueran suficientes para ayudarle a él.

Otro payaso que muere de tristeza. Dejándonos un poco huérfanos. A solas con nuestra propia risa. Que es nuestra, aunque la provocara él. Dicen que así era Robin Williams.

Te abrazo.


robin williams cheerleader
14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page